PUBLICIDAD

A 6 años del asesinato de Sofia Viale, otro femicidio conmueve a la región


Hace seis años se encontró el cuerpo de Sofía, luego de una búsqueda de 67 días. Y ahora otro femicidio sacude la región.

Sofía Viale, la niña de 12 años de General Pico, fue abusada y asesinada por Juan José Janssen.

Y a 6 años de aquel terrible asesinato, otro femicidio, esta vez de una adolescente de Huinca Renancó, nos deja perplejos como sociedad.

La chica, de 17 años, fue a bailar a Rancul y fue a la salida de un local bailable de esa localidad cuando se la vio por última vez con vida.

Su cuerpo apareció en un arroyo seco a 30 kilómetros de Villa Huidobro. Un primo, detenido y acusado por el femicidio.

Más de 40 efectivos policiales y familiares participaron en la búsqueda de una menor de 17 años en la sureña localidad cordobesa de Huinca Renancó, casi en el límite con La Pampa.

Se trata de Karina Abba, de 17 años. La encontraron sin vida al mediodía, este martes, en un predio rural, a 30 kilómetros al noroeste de Villa Huidobro, en un arroyo seco.

El cuerpo tiene signos de violencia. Hay una persona detenida, que sería primo de la víctima.

Los datos los habría aportado el mismo sospechoso de la desaparición. El cuerpo llevaría más de 36 horas sin vida.

La chica fue vista por última vez en la localidad de Rancul, en horas de la madrugada del domingo, donde las cámaras de seguridad registraron que salió del boliche bailable y se subió a una camioneta.

Según confirmó a La Voz el fiscal de Huinca Renancó, Luis Saragusti, la joven fue asesinada.


Imputado

Por el femicidio de la joven está detenido e imputado Mario Ruiz Díaz, un primo hermano de Karina.

“Fue detenido esta mañana, secuestramos su camioneta, y ahora está imputado de homicidio calificado por el vínculo”, indicó Saragusti.

Karina tenía un hijo pequeño, de alrededor de 3 años.

De acuerdo con la investigación, la joven fue a bailar con unas amigas, y las tres habrían regresado de Rancul en el vehículo de Ruiz Díaz. “No sabemos aún si fueron junto con él, o si se encontraron en el local bailable”, apuntó el fiscal.

Familiares de la víctima señalaron que habían recibido un mensaje en el que el chico confesaba: “Perdónenme, me mandé una cagada”.

Karina Abba salió el sábado por la noche a bailar y no regresó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD