Abigeato en un campo al oeste de Quetrequén: hay dos imputados


La policía de Parera y Quetrequén logró recuperar 3 vaquillonas de 400 kilogramos y un ternero, que fueron sustraídos en un predio rural ubicado al oeste de Quetrequén.

Fuentes policiales informaron que en la noche de ayer se le recibió una denuncia a un puestero de un predio rural ubicado a unos 4 kilómetros al oeste de la localidad de Quetrequén, donde se había constatado el faltante de tres vaquillonas y un ternero de pocos días de vida.

Personal policial del Destacamento de esa localidad y  de la Comisaría de Parera, efectuó en el lugar de los hechos un relevamiento, donde se comprobó el corte de 5 hilos de alambre, que habían sido arreglados y rastros de los animales que se detectaron  en un predio vecino.

 El subcomisario de la Comisaría de Parera Carlos Daniel Villegas informó a Zonal Noticias que “se realizó una consigna durante toda la noche para evitar que los animales sean sacados del lugar”.

Se solicitó una orden de allanamiento para el predio en cuestión, que fue diligenciada por el  Subcomisario Villegas, en horas de la mañana extendiéndose a horas de la tarde, logrando el secuestro de 3 vaquillonas de 400 kilogramos cada una y un ternero que se hallaba atado frente de la casa en el casco del campo lindante.

Villegas informó que el dueño del campo donde ocurrió el abigeato reside en la ciudad de Lincoln, provincia de Buenos Aires.

Demorados

Se procedió a la demora de dos masculinos, uno mayor y el otro menor de edad, quienes residen en el predio lindante adonde ocurrió el ilícito, ubicado a unos 4 kilómetros también de Quetrequén.

Los dos demorados fueron trasladados al Destacamento de la localidad de Quetrequén, donde debido a la pandemia del COVID-19, se realizó la audiencia de formalización vía online en la Oficina del Destacamento de Quetrequén por videoconferencia, en comunicación con la Jueza de control Dra. Jimena Cardoso, la Fiscal Dra. Soledad Forte, el defensor Oficial y los imputados.

Ambos  imputados quedaron en libertad y el mayor de edad con una restricción de acercamiento como medida sustitutiva de la prisión preventiva, en tanto el menor, a disposición del Juzgado de la Familia niñas, niños y adolescentes Nº 2 de General Pico.

Los animales fueron reconocidos y entregados al puestero en calidad definitiva, así también a raíz de dicha investigación se logró el secuestro de un boyero eléctrico que había sido vendido en la localidad vecina de Rancul, aparato que fue entregado por su poseedor.

Las actuaciones judiciales quedaron caratuladas como “abigeato”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *