PUBLICIDAD

Crece la hipótesis de que la madre estaba trabajando cuando Lucio se desvaneció


Abigail Páez llegó en moto, gritando. Ingresó corriendo a la guardia del Hotel Mercure. “¡¿Dónde está Magui, dónde está Magui?!”, preguntaba al guardia del hotel. Los empleados llamaron a Magdalena Espósito Valiente, quien en ese momento se enteró de que su hijo Lucio estaba hospitalizado.

Magdalena -quien trabajaba de moza en el hotel y esporádicamente era convocada por el Casino Club, a cargo de la misma empresa- pidió autorización para retirarse e ir al Hospital Evita. Eran alrededor de las 22 horas, contaron compañeros de trabajo.

Abigail, mientras tanto, hablaba por teléfono. “¿No reaccionó?”, preguntaba. Del otro lado del teléfono, supuestamente estaba una familiar directa suyo, desde el centro de salud.

En ese momento, también habría dado la versión de que había sufrido un robo en el departamento que alquilaban en Allan Kardec al 2300 y que el nene se había golpeado.

Segundos después, salieron a toda velocidad en la moto. Detrás llegaron policías al hotel, en búsqueda de las dos mujeres. Pero ya no estaban. Las jóvenes llegaron en poco más de 10 minutos al Evita. El nene ya estaba muerto.

En el hospital fueron detenidas por policías. Abigail intentó resistirse.

¿En qué momento la madre de Lucio se fue de su departamento? Se retiró a las 19.30 horas, junto a Abigail.

Su novia la trasladó en moto al hotel. “Magui” fichó y comenzó a trabajar desde las 20 horas. “Se la vio contenta, diciendo que al salir de trabajar, a la madrugada, tenía una ‘joda’”, contaron compañeros a Diario Textual.

Supuestamente, el nene quedó solo en el departamento. Fue una media hora, hasta que regresó Abigail.

Ya cerca de las 21.30, Abigail salió del departamento, cargando en brazos a Lucio. Lo trasladó a la posta sanitaria y desde ahí pidieron ayuda en la Unidad Regional I, que queda a metros. Le hicieron RCP, pero no reaccionó.

Una vecina, al ver cómo tardaba la ambulancia, lo cargó en su auto Fiat Palio y lo llevó al Hospital Evita, a poco más de 15 cuadras. Ya llegó sin signos vitales.

Posteriormente, Abigail habría regresado al departamento en moto. La sospecha es que ella habría tirado un televisor y revuelto la casa, para tener la “coartada” de un robo.

Luego, tomó la moto y fue a buscar a Magdalena al hotel.

¿En qué momento Lucio recibió la golpiza mortal? ¿Fue antes de las 19.30 horas o luego? El dato no es menor: si fue posterior a esa hora, crece la hipótesis de que Magdalena no habría participado directamente del crimen. Eso, de todas maneras, no la exime de sus responsabilidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD