PUBLICIDAD

El gobernador electo dice que el agua excedente de la zona de Quemú debe ser canalizada al Meridiano V


El gobernador electo Sergio Ziliotto dijo a Diario Textual que se debe construir un canal que, por gravedad, lleve el agua excedente de la zona de Quemú hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires. De esta manera, confirmó el cambio de posición del Estado pampeano: no aumentar más las “zonas de sacrificio” ni expropiar más campos.

Así, la tercera etapa de la llamada Obra de los Daneses sufrirá un gran cambio: no se hará, como estaba previsto en los proyectos, el tercer reservorio en la zona de Trilí.

La zona de Quemú es una de las “más bajas” del norte provincial. Por eso, hace unos veinte años, profesionales del Instituto Danés de Hidráulica propusieron que allí se concentrara una “zona de sacrificio” para menguar los efectos de los excesos hídricos. Así, La Pampa «se hacía cargo» de su agua.

La obra consta de tres etapas. Ya se hizo la primera y parte de la segunda, con decenas de kilómetros de canales y dos grandes reservorios: en el campo El Cerrito y en el llamado Bajo de Bárbulo, luego de una traumática expropiación de unas 15 mil hectáreas. La tercera parte -que contemplaba un reservorio en Trilí y que, según se advirtió recientemente, podría aumentar las napas del pueblo de Quemú- quedó en stand by: fue incorporada, por pedido precisamente de Ziliotto, en el Presupuesto Nacional de 2017, pero al final Nación no la financió.

“La obra, por parte del Gobierno nacional, quedó descartada. (Mauricio) Macri no solo incumplió con un acuerdo político, sino incumplió con la ley de leyes (por el presupuesto)”, dijo el mandatario electo en una entrevista con Diario Textual. “A partir de esa situación, se está hablando con los productores (rurales) de canalizar agua hacia el Meridiano V, siguiendo la pendiente natural”, dijo.

Es decir, la intención de La Pampa es que el agua que no pueda ser contenida por los dos grandes reservorios sea enviada hacia el oeste bonaerense. Ya hay, en algunos tramos, un pequeño canal que conduce el agua hacia el meridiano.

Se va a tener en cuenta el área de sacrificio en una zona baja de Quemú pero asegurando la salida hacia la provincia de Buenos Aires. Es decir, respetando el libre escurrimiento de las aguas”, insistió.

Dijo que el Estado provincial no está pensando en volver a expropiar tierras. “No queremos expropiar, no queremos sacarle hectáreas al sector productivo. Lo que pretendemos, arreglando al esfuerzo presupuestario de la provincia, eliminar áreas de sacrificio y ver de qué manera los productores puedan establecer una servidumbre de paso. Porque lo que hay que tener en cuenta que son inundaciones esporádicas. Hay inundaciones por unos años, pero luego esas tierras, cuando el agua se retira, son productivas”, dijo.

“Lo que primero vamos a garantizar es el tramo que va desde el Bajo de Bárbulo al Meridiano V”, dijo. “Es lo que nos va a garantizar que no se va a afectar a la localidad de Quemú”, sostuvo. “Antes de cargar el Bajo de Bárbulo, vamos a permitir que el agua siga su curso hacia el meridiano. Pero también esperamos un cambio de gobierno no solo a nivel nacional, sino también en provincia de Buenos Aires, y esperamos un acuerdo justo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD