PUBLICIDAD

Femicidio: marcharon por “Justicia” para la joven Valeria Coggiola


Convocadas por la Asamblea de Mujeres, se llevaron a cabo ayer marchas en General Pico y Santa Rosa por el femicidio de la joven  Valeria Coggiola. Familiares de la víctima participaron de la movilización y encabezaron la caminata hasta Tribunales, donde se reclamó por la prisión perpetua de Enzo Gauna.

Hubo dos concentraciones, en la Plaza Seca de General Pico y en la Plaza San Martín de la capital. Participó la mamá de la víctima junto a familiares.

Decenas de feministas de diversas agrupaciones que confluyen en la Asamblea de Mujeres y vecinos del medio acompañaron ayer a la madre de la víctima, Liliana Álvarez, y familiares que participaron de la movilización.

En diálogo con los medios presentes, Adriana Logoni,referente feminista, señaló sobre lo ocurrido que “es un dolor enorme, primero para los familiares, para sus hijos, para sus parientes, y después para todas las que estamos en la Asamblea de Mujeres, en las organizaciones feministas a nivel local, provincial y nacional, porque siempre decimos que cuando nos tocan a una nos tocan a todas”.

Y agregó “pasa en todo el país, no sé qué le pasa al varón por la cabeza, no generalizo para nada pero hay muchos, aunque por suerte hay una generación, la nueva, que está cambiando y que ya no le traspasa tanto el machismo.  Y yo creo que eso está dado por este movimiento enorme de mujeres a nivel país y a nivel internacional”, destacó.

Durante la concentración en la Plaza Seca también se dio lectura a una carta de Soledad Reinoso, hermana de Carla Figueroa, otra víctima piquense de femicidio a manos de Tomaselli, consignó El Diario.

Reinoso indicó en su carta que “esto que pasó con Valeria me toca en el alma por las similitudes con el hecho, ya que fue como revivir todo el dolor nuevamente”.

“Justicia”

“Nunca dejé de pensar en los niños, no solamente tuvieron la desgracia de tener un asesino femicida que les arrancó la vida de su madre, sino que se encontraron al otro día con la escena más dolorosa que puede existir: ver a su mamá muerta. ¡Dios mío! ¿Hasta cuándo van a permitir que nos maten? ¿Hasta cuándo vamos a vivir desamparadas? Por favor, que se haga justicia por Valeria”.

La hermana de Carla remarcó que “nada de lo que pase ahora va a ser lo mismo, ni nada va a aliviar el dolor de sus hijitos y de su familia”.

Para pedir luego a los jueces que “no duden en aplicar la pena máxima para este monstruo asesino que es Enzo Gauna. Que no haya más Carla Figueroa ni Valeria Coggiola, ni Silvia Alvarado, ni Sofía Viale. Esto se tiene que terminar, basta de asesinos violadores”.

El testimonio de la madre

Liliana Álvarez, mamá de Valeria Coggiola, participó de la movilización junto a otros familiares y encabezó la marcha a Tribunales.

Dijo que habló por teléfono con Valeria hasta la 1:15 de la madrugada en que fue asesinada. Afirmó que en los mensajes su hija “se reía” y reveló que días antes le había pedido a Gauna cortar la relación.

Liliana Álvarez dialogó con el sitio enbocadetodos y señaló sobre el femicida que “lo que hizo no tiene perdón” y tampoco tuvo “motivos para hacer eso”.

Relató que “las criaturas no vieron cuando lo hizo pero cuando escucharon ruido afuera y se levantaron la vieron a la madre toda ensangrentada”.

Dijo que a Gauna “lo vi tres veces, pero él no vivía permanentemente con ella, vivía en Lonquimay y venía a veces los fines de semana”.

Reveló también que la madrugada del femicidio “hablé con ella hasta la 1:15, tengo las grabaciones donde ella se reía”.

Y aclaró que “yo no sabía que él había llegado, porque lo que yo sabía era que ella le había dicho que se fuera y no quería saber más nada el día viernes (21)”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD