Máximo cuestionó a Macri y Vidal y habló de la PlayStation

Después de años de renegar de la imagen que “los medios hegemónicos construyeron” sobre él, Máximo Kirchner se asumió como un jugador de PlayStation. Fue en un acto en José C. Paz, donde el kirchnerismo se reunió para homenajear a Néstor a 16 años de su llegada a la Presidencia y en el que su hijo reapareció después de semanas de silencio.

Puede ser que estas manos hayan tenido un joystik de PlayStation pero nunca se levantaron en el Congreso de la Nación para votar a favor de los Fondos Buitres, de los ajustes a la gente y de los ajustes a los jubilados. ¡Con esa joda no nos van a encontrar nunca! ¡No estamos en la joda! Y ese es el problema que tienen”, lanzó Máximo Kirchner desde el escenario.

La frase sobre el joystik y la Play fue el título del comunicado de prensa que Unidad Ciudadana eligió para hacer circular la información sobre el acto.

“Quiero pedirles disculpas por lo que nos faltó hacer en los 12 años, por no haber terminado los hospitales a tiempo y que la gobernadora ahora no los abra, disculpas por no haber podido ser mejores y no haber garantizado la victoria en 2015 y que esto no sucediera”, dijo en el acto. “Pero también quiero decirles que nos apretaron estos 3 años y medio para que traicionáramos y no lo hicimos. Seguimos siempre defendiendo los intereses de las mayorías. No hubo juez, no hubo presidente y no hubo programa de televisión que nos hiciera cambiar de idea”.

“Pareciera que ahora tenemos que estar preocupados por el humor de los mercados financieros”, dijo. “Por lo que hay que estar preocupados es por el humor del pueblo argentino y por las cosas que le están faltando a la gente”.

“Quieren asustar a los argentinos diciendo que de tener un gobierno con autoridad las cosas van a ir peor. ¡Es mentira! Los argentinos saben que se puede gobernar de otra manera. Lo vivimos entre el 2003 y el 2015. Hay que poner en el centro de la política de gobierno por delante al ser humano”, destacó.

Desde el conurbano bonaerense, le dedicó unas palabras a Mauricio Macri. “Hay un pueblo que está esperando que lo proteja”, dijo. “Que no le tenga miedo a la gente, que la convoque, que no viva de rodillas que tiene un pueblo como el argentino detrás que lo quiere de pie al presidente”.

Incluso recordó el rol que encabezaron Néstor y Cristina Kirchner cuando gobernaron el país. “¿Saben cuál es el orgullo que uno tiene? Que no se arrodillaron porque sabían que si ellos se arrodillaban ponían de rodillas a todo un pueblo”, dijo. “La responsabilidad de gobernar a las argentinas y los argentinos a lo largo y ancho del país no es para cualquiera, no es un juego de niño rico, no es un capricho de los medios de comunicación, son dirigentes que se deben formar y que deben estar acostumbrados a recibir las presiones y a no doblegarse ante el primer grito ni el primer susto que te dan”, insistió.

Del mismo modo, el diputado nacional hizo referencia a la estigmatización que vive la militancia y la dirigencia del campo nacional y popular. “Puede ser que estas manos hayan tenido un joystick de PlayStation, pero nunca se levantaron en el Congreso de la Nación para votar en favor de los Fondos Buitres ni de los ajustes a la gente”, lanzó. “Creo que tenemos que tener en claro que la responsabilidad que tenemos como militantes es no mentirle a la gente. Si algo hizo Mauricio Macri en la campaña del 2015 y en particular en el debate fue mentirle a la gente”, acentuó.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *