PUBLICIDAD

Pico: baleó a un estudiante porque no bajaba la música


La escena hizo recordar al asesinato en Santa Rosa, de hace un mes. Pero ahora ocurrió en General Pico y, aunque no terminó en tragedia, tuvo ribetes similares: Eduardo Goicoechea tomó un revólver calibre 22 y, molesto por la música alta a las 3.30 de la madrugada, baleó a un estudiante que reside en un complejo de departamentos de la calle 300. Le alcanzó a pegar en un brazo y, luego de ser internado, ya fue dado de alta médica. El agresor, por su parte, fue detenido y posteriormente liberado.

Daiana, Sebastián y Martín, oriundos de General Acha, contaron su versión de los hechos. “Anoche fuimos a comer, con mi novio Sebastián, un asado al cumpleaños de un amigo”, dijo Daiana. “Tipo 1 de la mañana vino un policía a pedirnos que bajemos la música, lo cual eso hicimos”, dijo Diana a Pampa Diario. “Pero en el departamento de al lado también la tenían alta. Nos tomaron los datos a nosotros y a los del departamento de al lado. Bajamos la música y un compañero se puso a tocar la guitarra”, contó.

“De repente a las 3 .30 de la mañana entra un tipo con un arma y empieza a los tiros de la nada. No nos dijo bajen la música, no nos puteó (sic), nada. Empezó a los tiros”, contó.

Dijo que a uno de los jóvenes, incluso, lo tomó de los pelos y le puso el arma en el cuello. “Mi compañero se alcanzó a tirar al piso y se escucha el primer disparo. Después escuchamos un segundo disparo y él grita ‘pendejos de mierda (sic) son las 3 y media de la mañana’. Obviamente salieron todos corriendo. Con mi novio quedamos a lo último, no reaccionamos. Lo manoteo de la mano para salir corriendo y el se queda mirando que nos apunta, cuando me quiere tirar al piso para cubrirme ahí le dan un tiro en el brazo. Ahí me dijo ‘me pegó, me pegó’”, expresó Daiana.

“No fue en la mano, sino en el brazo. Entro y salió la bala. El me cubre a mi. Yo creo que intentó asesinarnos, le apoyó el arma en el cuello a un compañero”, destacó la joven estudiante. “Creemos que a alguien le quiso pegar porque fueron varios disparos”, afirmaron.

El atacante fue trasladado en horas de la mañana al Palacio de Tribunales de General Pico, donde prestó declaración indagatoria ante el fiscal Guillermo Komarofsky, en compañía del abogado particular Sergio Fresco.

Posteriormente, al mediodía, se llevó a cabo una audiencia de formalización. Allí el juez de control Diego Ambrogetti le informó que estaba acusado de los delitos de abuso de arma, tenencia de arma de fuego sin autorización y amenazas agravadas. Además, ordenó la realización de ruedas de reconocimiento, le dictaminó la libertad y le impuso restricciones de acercamiento y comunicación con la víctima durante el plazo de 90 días corridos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD