¿Qué va a pasar con las mil familias pampeanas que tomaron créditos UVA?

Los casi mil tomadores pampeanos de créditos UVA están, como el resto, a la expectativa de posibles anuncios que podría hacer el Gobierno. La megadevaluación de los últimos días impactará de manera considerable en las cuotas de los hipotecados. La propuesta que está estudiando Nación consiste en suspender el ajuste mensual según el índice de inflación hasta fin de año. 

En nuestra provincia hay 990 altas de créditos hipotecarios UVA ((acumulado mayo 2016 a enero 2019) lo que significa casi el uno por ciento del total nacional de 100.969 préstamos otorgados.

Un informe solicitado por el diputado provincial Eduardo Tindiglia  (PJ) al Banco de La Pampa señala que al 31 de marzo de 2019 fueron otorgados 148 créditos hipotecarios UVA por un monto de 318 millones de pesos y 252 créditos UVA autos por un total de 105 millones de pesos.

Pero el mayor otorgante de UVA en nuestra provincia fue, sin dudas, el Banco de la Nación Argentina con más de 700 en toda la provincia, principalmente en Santa Rosa (medio millar) y General Pico, cerca de 200. “La diferencia restante corresponde a bancos privados con sucursales en nuestra provincia”, explicó Tindiglia a Diario Textual.

“La disparada del dólar es muy preocupante a corto plazo, porque impactará directamente en la inflación y por consiguiente en los créditos UVA y en el crecimiento exponencial del valor de las cuotas y del capital adeudado de cada tomador”, consideró.

El diputado planteó que “la única solución” sería que los créditos dejen de ajustarse por inflación y comiencen a actualizarse por el Coeficiente de actualización Salarial (CVS). «El crédito UVA debería ser una herramienta para el logro de un derecho y no una trampa para endeudar a los asalariados, por lo que las actualizaciones en las cuotas de los créditos UVA no pueden en ningún caso superar los aumentos salariales”, sostuvo.

“El gobierno debería obligar a todos los bancos, que han hecho réditos enormes los últimos años, a resignar una parte de sus ganancias y asumir parte del costo de la crisis, y permitir que las y los argentinos trabajadores y de buena voluntad, puedan acceder a su hogar pagando una suma razonable, no pagando los gigantescos negocios financieros. Los tomadores UVA no pueden ser rehenes del mal humor de los mercados”, planteó finalmente.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *