PUBLICIDAD

¿Quién dijo que el fútbol es cosa de hombres?


La pequeña Guadalupe Vidoret debutó este fin de semana en la séptima división, defendiendo los colores del Tripero de Luiggi, el club donde se formó y donde logró ficharse, tras un largo camino que recorrió su familia en la lucha por la igualdad de derechos.

No fue fácil  recorrer este camino, en un mundo donde para algunos el fútbol sigue siendo “cosa de hombres”.

Pero María Guadalupe Vidoret tenía muy en claro su pasión por el fútbol, pasión que la familia entendió y acompañó, al igual que el cuerpo técnico del Tripero y sus compañeros de equipo, que dentro de la cancha la tratan de igual a igual.

El camino se había iniciado hace ya un tiempo a partir de la propia familia, que incluyó notas a la Defensoría de los derechos de niños, niñas y adolescentes y hasta  a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA),

Tras un largo peregrinar, la pequeña de 12 años pudo ser fichada por Matienzo de Ingeniero Luiggi, para disputar oficialmente los encuentros de Divisiones Inferiores de la Liga Pampeana de Fútbol.


Debut en las Inferiores

Este fin de semana fue el gran debut de Guadalupe Vidoret defendiendo los colores de Matienzo en el partido ante Rácing de Castex por la Séptima División del Torneo de Divisiones Inferiores.

“Guada entró a los 8 minutos del segundo tiempo y jugó un gran partido”, comentó el entrenador Nicolás Sartori, que fue un pilar importante en este camino que recorrió la familia de Guadalupe, en lograr la igualdad de derechos.

Guadalupe Vidoret es la primera niña habilitada para jugar  en la Liga del norte provincial, y sin dudas abrió un camino que recorrerán otras niñas que comparten la misma pasión.

¿Quién dijo que el fútbol es un deporte de hombres, dónde está escrito?…

Sin dudas Guadalupe y su familia se animaron a romper con pautas culturales y estereotipos que vulneran los derechos de las niñas, y se atrevieron a luchar por los sueños.

Pero además le dieron un gran ejemplo a quienes siguen aferrados a viejas creencias, que no suman, y que sólo vulneran derechos y posibilidades.

Nuestro reconocimiento a Guadalupe por animarse, a su familia por dejarla ser y al club Matienzo por permitirle el espacio, donde dio rienda suelta a esa pasión por el fútbol.

El equipo de Séptima División de Matienzo

Guadalupe Vidoret en su debut en las Divisiones Inferiores


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD