“Tiene razón Sergio Ziliotto: Dios debe ser peronista”, dijo Alberto


El peronismo festejó el 17 de octubre. La actividad por el Día de la Lealtad se desarrolló en modalidad virtual y se inició esta tarde por las redes sociales, aunque la jornada arrancó más temprano con una caravana por el centro porteño y una visita oficial de Alberto Fernández a la Isla Martín García, el emblemático sitio donde estuvo detenido Juan Domingo Perón hace 75 años antes de ser liberado tras una masiva marcha en la Plaza de Mayo. El acto en la CGT arrancó a las 15 en el salón Felipe Vallese. Allí Alberto Fernández fue el único orador por la fecha conmemorativa, con un discurso que se inició antes de las 17.

“El 17 de octubre la historia cambió para siempre”, dijo. Allí incluso tuvo un párrafo destacado para el gobernador pampeano Sergio Ziliotto. “Hoy el gobernador de La Pampa me dijo que Dios debe ser peronistaSergio Ziliotto me dijo que menos mal que el peronismo está gobernando la Argentina en este momento. Tiene razón Sergio. En todos estos meses, nuestra mayor preocupación es que nadie sufra más que esta pandemia”, manifestó.

“A la Argentina enferma (por la pandemia) la curará el peronismo y sin los odios de los que fue víctima a lo largo de su historia”, expresó.

El día tuvo una ausencia clave: Cristina Kirchner no fue de la partida en la central obrera. La CGT no es el lugar ideal para la vicepresidenta, quien mantiene un historial de desencuentros con los dirigentes del movimiento obrero.

El presidente dijo que “el peronismo siempre mantuvo la regla de ser leal a su pueblo”, ponderó los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner, que “le dieron derechos a las minorías”, y afirmó que su gestión será recordada como la que “debió superar la pandemia” de coronavirus.

Dijo que “pasaron 75 años” del 17 de octubre de 1945 y manifestó que “el peronismo siempre mantuvo las reglas de solidaridad” en el país. “Perón y Evita fueron leales cuando a su pueblo le dieron los derechos para ser parte de la sociedad, que les negaban un lugar”, afirmó. “Néstor vino años después y su lealtad les permitió recuperarse después del 2002, y después vino Cristina”.

“Vamos a terminar con esa Argentina del odio, vamos a construir otro país con todos y todas, con los que piensan como nosotros y los que tienen diferencias con nosotros”, dijo. “Decían que este es el acto antibanderazo. Sepan que acá no hay odios ni rencores, lo que hay es ganas de poner a la Argentina de pie de una vez y para siempre”, subrayó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *