PUBLICIDAD

Habla el peón: “Bertone me tuvo en negro un año y medio”


Carlos Ojeda, el peón rural que denunció al funcionario nacional Luis Bertone, rompió el silencio. “Empecé a trabajar en su campo más o menos en 2014, 2015… Me tuvo en negro un año y medio, y hace unos 15 días me despidió y me cerró con candados los accesos al campo”, dijo a Diario Textual.

Hoy este diario reveló públicamente que Ojeda hizo una exposición policial en la Subcomisaría de Quehué contra Bertone. ¿El motivo? El empresario y delegado de Trabajo de Nación en la región patagónica había cerrado el campo, donde se encontraba el peón, con candados.

Bertone -dueño de La Colorada y accionista del Hotel Calfucurá- es el director regional para la Patagonia de Trabajo de la Nación. Es, precisamente, el que debe velar por los derechos de los trabajadores.

Es un funcionario que ha levantado el perfil mediático, a veces con explosivas declaraciones. También ha tenido episodios de violencia en los últimos años: en junio de 2013, en momentos en que discutía la propiedad de un campo con unos paisanos del oeste a los que se pretendía desalojar, fue baleado en una de sus piernas.

Este nuevo hecho, ocurrido hace unos quince días, fue revelado en las últimas horas. Diario Textual dialogó en la mañana con Ojeda, un trabajador de Catriló. “Más allá de que me dejó encerrado, el tema es que también me dejó encerrado sabiendo que sufro de diabetes”, dijo.

-¿Cuándo comenzó a trabajar en el coto La Colorada?

– En 2014, 2015. Yo estuve un año y medio en negro. Me blanquearon después del año y medio.

-¿Quién lo contrató?

-Me llevó el encargado del campo. Que después se fue … Yo entré por el encargado.

-¿Qué trabajos hacía en el campo?

– De todo. Yo fui para trabajar con la hacienda (vacuna). Pero en temporada (de caza) tenía que sacar caretas, por ejemplo de búbalos, de todos los animales… Se sacan las caretas para embalsamar los trofeos… Y después trabajaba con la hacienda, andaba en todo. Recorrer el campo, todo… Después se fue el encargado, en malos términos, y vinieron dos (peones) más y también se fueron. Me quedé solo yo. Solo en el campo.

-¿Entonces le pagaban como peón pero era encargado del campo?

-Me pagaba como peón, nomás. Pero el que hacía todo era yo. Estaba solo.

-¿Cuánto le pagaban?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD