PUBLICIDAD

Megaestadio: un fiscal abrió una investigación por los pilotes mal construidos


La Fiscalía de Investigaciones Administrativa (FIA) abrió este martes un expediente luego de que detectaran que están mal diseñados y construidos los 100 pilotes que están sosteniendo el polideportivo que se levanta en el Parque Don Tomás de Santa Rosa, informaron fuentes oficiales a Diario Textual. Son unos 100 pilotes, que ahora -tal vez la mayoría- deberán ser reconstruidos. ¿Cuál es la falla? La empresa Inarco los hizo sin «bulbo», tal como adelantó ayer este diario.

La FIA, a cargo del fiscal Juan Carlos Carola, deberá determinar las responsabilidades de los inspectores que debían controlar los trabajos de la constructora Inarco en 2006, cuando se hicieron esos pilotes. También, eventualmente, de los funcionarios del Ministerio de Obras Públicas: son prácticamente los mismos que ahora están en sus cargos.

A su vez, el Ministerio de Obras Públicas, a cargo de Julio Bargero, también abrió un sumario interno. Hay revuelo en Casa de Gobierno: el gobernador Carlos Verna se mostró molesto y hay funcionarios cercanos que dicen que deberían rodar cabezas.

Este polideportivo tiene unos 100 pilotes, de entre 4 y 6 metros de profundidad. Sobre ellos, apoyados en la roca, se asienta la estructura.

El Gobierno, para garantizar que no haya inconvenientes con el nuevo techo que comenzó a montar la empresa Cinter, recientemente excavó e hizo controles, con profesionales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN, con sede en Bahía Blanca), sobre dos de los 100 pilotes. Los halló sin bulbo. Descuenta que en la misma situación está el resto.

Ahora deberán hacer trabajos de refuerzos en los pilotes. Colocará pilotines al lado de cada uno de ellos para subsanar los errores. Si no lo hace, la estructura podría comenzar a hundirse cuando se coloque el nuevo techo, a cargo de la empresa Cinter.

El gigante tendrá un costo para el Estado de unos 20 millones de dólares, es decir, a valores actuales, 900 millones de pesos.

El Gobierno provincial fue el que dio a conocer públicamente ayer que ingenieros, supervisados por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), con sede en Bahía Blanca, detectaron «vicios ocultos»en la estructura.

Se pudo confirmar que las decenas de pilotes que sostienen al gigante carecen de un «bulbo»: se trata de una masa en la base que permite aumentar su superficie de apoyo y su refuerzo.

¿Cuándo se terminará el nuevo techo que ya había comenzado a colocar la constructora Cinter? Se descontaba que se iba a colocar este año, pero ahora desde el Gobierno dijeron que recién podrán finalizarlo a fines de 2020. De esta manera se da por hecho que Cinter frenará su ritmo de trabajo. En la tarde de este lunes, por lo pronto, había unos 10 empleados de la firma que estaban trabajando en la colocación de vigas.

Esta obra se diseñó y se comenzó a construir en la primera gestión de Carlos Verna. La licitación la ganó en ese momento la constructora Inarco por 29.889.995 millones de pesos. El polideportivo, conocido popularmente como Megaestadio, debió haberse terminado en 2007, para los Juegos de la Araucanía, pero un fallo en el cálculo del techo impidió su finalización.

El caso está judicializado. La empresa Inarco fue apartada en 2015 e inició una demanda contenciosa administrativa: dijo que la principal culpa por no haberse terminado de colocar el techo fue del Gobierno. Sostuvo que los errores de cálculo en la cubierta fueron inducidos por la Provincia que no proveyó un proyecto ejecutivo para hacer los trabajos.

En 2017, en tanto, el Gobierno llamó a una nueva licitación. Se presentó una sola empresa, Cinter, a la que le adjudicaron los trabajos por 243 millones de pesos a valores de mayo de 2018. El techo ya no será a cuatro aguas. Ahora será parabólico, según el diseño que aportó la firma santafesina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD