PUBLICIDAD

PAMI: médicos “saturados” atienden a 700 pacientes


El médico Jorge Moisés reveló que los profesionales de cabecera de PAMI están “saturados” debido a que cada uno debe atender a setecientos pacientes por mes. “No hay incorporación de nuevos profesionales porque las condiciones laborales y de remuneración que PAMI brinda a los médicos de cabecera no son atractivas”, explicó.

Moisés, médico de cabecera de la obra social y a la vez delegado de la Asociación de Profesionales del Programa de Atención Médica Integral y Afines (Appamia), indicó que en los últimos días se produjo la renuncia de más doctores cabecera con lo cual se agravó la crisis en la atención.

Comentó que, más allá del reclamo sectorial puro, ven con mucha preocupación la problemática en la que van quedando los jubilados, que tienen dificultades enormes para acceder a medicamentos por los costos que estos tienen. “Subieron más del 400 por ciento a partir de la liberación de los precios”, precisó el profesional de la salud.

“Los jubilados son los que peor la están pasando en medio de este sistema neoliberal que gobierna este país. Son políticas que consideran al jubilado el desecho de la sociedad”, lamentó.

Insistió que el reclamo sectorial de los médicos es una parte de todo esto, aunque les “preocupa el todo”. Afirmó que las políticas globales que se están implementando favorecen a los laboratorios productores de medicamentos, cuyos ingresos se han multiplicado, a costa del acceso a los fármacos por parte de los jubilados. A eso se le debe sumar el aumento del costo de vida que le viene haciendo muy difícil la vida a los adultos mayores.

Escasos montos

Consultado en Noticiero 3, reiteró que PAMI ofrece “ciertas remuneraciones que no son muy atractivas” para los profesionales de la salud. “A ciertos médicos no les conviene trabajar en la obra social porque además de la atención en consultorio, que es muy importante, se le agrega la carga informática y administrativa que deben hacer en la casa”.

A su entender, se sigue “resintiendo” la atención del jubilado, una situación que refleja cómo es la gestión de PAMI, principal obra social del país, y cómo valoriza a sus afiliados. “Le pagan mal al médico de cabecera y el jubilado queda a la deriva porque no tiene oferta de médicos para poder recurrir. Así el paciente queda mal atendido y nosotros, que presuntamente seríamos el pilar del sistema, no estamos bien reconocidos como para sostener ese pilar”, dijo.

El reclamo de los médicos de PAMI no es nuevo. Comenzó en 2012, cuando se les habían paralizado las remuneraciones. A partir de 2015 se produjeron cambios en el sistema, aunque desde entonces se profundizó el deterioro en las remuneraciones con pérdidas de más del 50 por ciento del poder adquisitivo comparado con 2015. “No vamos a bajar los brazos en el reclamo de nuestros derechos, como el ítem por zona patagónica que está reconocido pero cuyo pago nunca se efectivizó. PAMI arrastra cuatro años de deuda por zona con los médicos de cabecera”, concluyó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD