PUBLICIDAD

Usurparon la identidad de un sacerdote oriundo de Ing. Luiggi para cometer estafas


El hecho lo narró el propio sacerdote Jorge Hidalgo.

En primera persona contó cómo le usurparon su identidad y en su nombre, estafadores están intentando «vender dólares o euros» a conocidos suyos.

El sacerdote que hoy se encuentra a cargo de la parroquia San Juan Bosco de 25 de Mayo, decidió hacer público este intento de estafa, por parte de estafadores que robaron su identidad, «para poder alertar a las personas» que puedan recibir algún mensaje de su cuenta de facebook.

«Algunas personas de Luiggi e incluso de mi familia me comentaron que les llegó un mensaje de una cuenta de facebook que yo cerré en el año 2012, y que nunca más abrí. Desde allí robando mi identidad, están pidiendo vender dólares y también euros», narró el sacerdote.

Hidalgó agradeció a las personas que se comunicaron conmigo «así puedo alertar a todos los demás que se trata de una estafa».

«Esta gente está dando un número de Buenos Aires que es un 011, como mi nuevo número y evidentemente quieren engañar a las personas», explicó.

«Hasta el momento me escribieron personas de Luiggi que recibieron mensajes haciéndose pasar por mí y una persona de Catriló. De 25 de Mayo que es donde estoy ahora, nadie me dijo haber recibido un mensaje en mi nombre».

«Yo alerté en la misa en la parroquia San Juan Bosco de 25 de Mayo donde estoy a cargo en este momento y de esta localidad nadie me dijo haber recibido un mensaje de este tipo», detalló.

«Se ve que optaron por llamar a conocidos míos de mi localidad (Ingeniero Luiggi) o de lugares donde estuve antes como Catriló», comentó Hidalgo.

El sacerdote reiteró la importancia de alertar: «Estos mensajes que están recibiendo no son míos, se trata de una estafa, espero que ninguna persona sea engañada».

«Yo hice la renuncia el sábado a la noche del robo de identidad», contó el sacerdote, al tiempo que pidió a las personas que «denuncien la cuenta por robo de identidad».

También algunas de las personas que recibieron los mensajes de WhatsApp realizaron las correspondientes denuncias y ahora la policía está investigando este tipo de estafaas virtuales que crecieron de manera exponencial durante la pandemia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



PUBLICIDAD